Home 🏕️

Un día una amiga dijo que el principio del fin era poner fin a los principios. Este es mi principio, aquí empieza todo.

Gracias por llegar hasta aquí. Gracias por dedicar tu tiempo en visitarme.

Este es mi lugar. Estamos empezando y todavía hay mucho trabajo por hacer. Mi propósito es crecer de la mano de este blog.

Aquí vas a encontrar faltas de ortografía, vas a encontrar puntos donde deberían ir comas y comas donde deberían ir puntos. Aquí vas a encontrar errores de diseño, páginas en blanco y todo aquello en lo que pecan lo más novatos.

Aquí me vas a encontrar a mí, a quién soy. Aquí me vas a ver sin filtros. Aquí me vas a conocer.

Te doy la bienvenida a mi comunidad, te doy la bienvenida a mi hogar pero antes de entrar necesito decirte algo: esta es mi verdad. Nada de lo que vas a leer, ver o experimentar aquí es La Verdad. Hay tantas verdades como personas en el mundo. Tú debes encontrar la tuya y quizá, solo quizá, aquí encuentres alguna minúscula herramienta que te acerque un poco más, pero nada más.

Vive, experimenta, falla y vuelve a empezar.

«El lujo es lo contrario a lo naturalmente necesario.».

— Karl Marx