100 Razones por las que vivir sonriendo

  1. Comer fruta
  2. Hacer sonreír a alguien
  3. Redipollos
  4. Ver una puesta de sol
  5. Ser un pequeño saltamontes
  6. Meditar
  7. El presente
  8. Las llamadas de mi madre
  9. Las clases de Ashtanga de Janet
  10. Enamorarse
  11. Cocinar con tu enamorado
  12. Empezar un libro
  13. Terminar un libro
  14. Saber que uno nunca termina de aprender
  15. La comida de mamá
  16. El acento argentino
  17. Las cañas de 1906
  18. La sensación de despegar en los aviones
  19. Viajar
  20. Estambul
  21. Que te duela la barriga de tanto reir
  22. Dormir en el suelo
  23. Sonreír a alguien anónimo y que te devuelva la sonrisa
  24. Escuchar música muy alta.
  25. Saber que alguien hoy cumple años
  26. El café de Toma Café
  27. Las tostadas de mantequilla de cacahuete
La mejor peanut butter del mundo
  1. Despertar abrazada a alguien
  2. El ronroneo de los gatos
  3. Las casualidades
  4. Sentir morriña
  5. Turnedo. Latinoamérica. Año Nuevo. Como Camarón. Ojalá. Salitre.
  6. Llorar de emoción
  7. Las doce uvas
  8. Hacer deporte
  9. Conducir por Nueva Zelanda
  10. Esquina. Musampas. Legazpi. Caro Chan. La amistad.
  11. Tomar mate en el coche
  12. El RAP
  13. Revivir un recuerdo
  14. Comer con las manos
  15. Los abuelos
  16. El ayurveda
  17. Escribir
  18. Los tomates del huerto de mi tío
  19. Perder la noción del tiempo
  20. Ver un animal salvaje
  21. Desayunar pizza con café
Desayuno de domingo
  1. Bailar y cantar delante del espejo
  2. Cuidar a Pachamama
  3. Plantar un árbol
  4. El zumo de naranja para curar la resaca
  5. Bañarse en el mar
  6. El sonido de la lluvia
  7. El olor de la lluvia
  8. Los días de sol
  9. Ponerse morena
  10. Cantar en un concierto
  11. Hacer la cama
  12. Ver las Cíes
  13. Probar una comida nueva
  14. Saber que nunca te vas a cansar de comer salmorejo
  15. Mudarse
  16. Volver a casa
  17. Navegar por la ría
  18. Subir montañas
  19. Hacer vivac
  20. Coger conchas (agarrar caracolas ) en la playa
  21. Orgasmos
  22. Descubrir algo nuevo
  23. Tener ganas
  24. Los abrazos
  25. Viajar en una campervan
  26. Recordar un sueño bonito
  27. Despertarse sin despertador
  28. Escuchar falar galego
  29. Apapachar
  30. La aceptación te libera del sufrimiento. 
  31. Tener un alma gemela
Mi gemela del sur
  1. Estar sola
  2. Galicia. Cádiz. Córdoba. Graná.
  3. Conocer tus valores
  4. Caminar descalza
  5. Descubrir nueva música
  6. Aprender una palabra nueva
  7. La playa de Tulla
  8. La revolución
  9. Conseguir algo nuevo
  10. La familia
  11. Saber que sin sangre también es familia
View this post on Instagram

¿Sabéis por qué a los José se les llama Pepe? Porque José era el padre putativo de Jesús, y su siglas son Pe y Pe. Yo también tengo un padre putativo, el mío se llama Vicente I y hoy es su día, hoy es el día de los pp. . Mi padre putativo es un ser único, tan único que muchos tenemos la teoría de que es inmortal. Posee una mente llena de datos, fechas y nombres, sabe de historia mucho más que muchos libros, es capaz de echar humo por las orejas, ha construido un submarino que pesca con arpones, tiene una habitación que es como el laboratorio de un científico loco y un día me hizo el mejor disfraz de astronauta del universo entero. . Además también tiene una creatividad asombrosa y es capaz de construir todo lo que se proponga. No sé muy bien como lo ha conseguido pero en su legado él me ha enseñado a conseguir que mis manos hagan lo que piensa mi mente. . Me enseñó que todo lo que imaginamos lo podemos crear, solo hay que descubrir el cómo. . Gracias a este superpoder juntos hemos creado cosas asombrosas: una lámpara que era el mundo entero junto a una astronauta pescando estrellas sentado en la propia Luna, una habitación naranja con flores de Hawai verdes, muñecos de plastilina que me acompañaban en los días más complicados, cohetes con forma de botella que volaban de verdad, dragones de sushi, los mejores castillos de arena y muchas cosas más. . Vicente I es una pieza primordial en mi vida. Soy quien soy porque un día mi madre y él se cruzaron y de ese cruce salió un proyecto maravilloso, de ese cruce nació nuestra familia. . Vicente me ha regalado un amor puro, del que no importa la sangre. Vicente me enseñó lo que es tener pueblo, me regaló los veranos en Redipollos. Vicente me enseñó que las personas no valen por lo que son, sino por lo que hacen. Vicente me ha convertido en su pequeño saltamontes y en su pequeña saltacharcos. Vicente me educó, me acompañó y es una de las figuras más importantes que hay en mi vida y que habrá siempre. . Aprovecho este pequeño espacio para decirle al mundo que las familias son mundos. No necesitamos un madre y un padre, dos padres, dos madres o un monociclo, único que necesitamos es amor y ese amor da igual de donde venga.

A post shared by (sh)Antía (@serdespues) on

  1. Saber que los abuelos nunca se van
  2. 72 Kilos
  3. Reconocer que te habías equivocado
  4. Las miradas
  5. El universo de Harry Potter
  6. Marx. Noam Chomsky. Julieta Lanteri. Eduardo Galeano. Rosa Parks.
  7. Compartir
  8. Si asusta, si da miedo, valdrá la pena
  9. Hacer un regalo
  10. Hacer listas

2 respuesta a “100 Razones por las que vivir sonriendo”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *